DIARREA DEL VIAJERO


Ahora que muchos de vosotros vais a empezar las vacaciones o ya estais en ellas, y algunos viajais a otro lugar…

Os vamos a dar unos consejos que agradecereis mucho…por si acaso.

345accdd31e2a301a9f43942a8cf210e_L

Diarrea del viajero:

Es una gastroenteritis infecciosa de etiología normalmente desconocida. La sufren viajeros de países desarrollados, en relación con el cambio de hábitos alimentarios por el viaje, el calor y las escasas condiciones higiénicas de ciertos destinos. La principal razón es por no estar acostumbrados a la flora microbiana, inofensiva para los autóctonos, y se contagia por medio de agua y alimentos. Escherichia coli produce el 70% de los casos, pero la diarrea del viajero también puede deberse al virus de Norwalk, a Giardia sp o a Cyclospora sp, según la zona visitada.
Produce malestar, anorexia y retortijones abdominales, seguidos por la repentina aparición de diarrea acuosa. No suele ser inflamatoria, ni presentar pus y sangre en las heces. En el 10-25% de los casos puede haber náuseas y vómitos, y en un tercio de ellos fiebre poco elevada.
El tratamiento de este tipo de diarrea depende de la gravedad del estado del paciente, pero debe comenzarse en cuanto se detecten los primeros síntomas. Los síntomas pueden aparecer a lo largo del viaje e incluso algunos días después del regreso.
En el caso de diarreas leves, suelen bastar medidas higiénico-dietéticas, siendo fundamental la ingesta de soluciones de rehidratación oral (suero oral).
Las diarreas moderadas se caracterizan por deposiciones acuosas abundantes, acompañadas de vómitos y dolor abdominal, pero sin fiebre y sangre en las heces. Para el tratamiento de estas diarreas, aparte de una dieta adecuada y la ingesta de suero oral, puede estar indicado el uso de loperamida.
En el caso de diarreas graves, cuando las deposiciones muy abundantes se acompañan de fiebre alta y sangre en las heces, deberá acudirse a un centro sanitario.

Tratamiento no farmacológico:

CURSO_DIARREA_TAB_5

Tratamiento farmacológico:

El principal problema de los cuadros diarreicos es la deshidratación, por lo que el tratamiento de elección, junto con la dieta astringente, es la rehidratación. No obstante, es preciso intentar identificar el origen de la diarrea, e instaurar un tratamiento farmacológico si es necesario. Durante todo el proceso se mantendrá la administración de SRO.

Rehidratación oral:
El tratamiento de rehidratación es el método de elección para reemplazar las pérdidas de líquidos y electrolitos en personas con diarrea aguda, ya sea por vía oral o parenteral en los casos más graves. El intestino es capaz de seguir absorbiendo agua siempre que tenga sal y glucosa, ya que el cotransportador sodio-glucosa permanece intacto en la mayoría de los casos. Las SRO no detienen inmediatamente la diarrea, pero permiten al organismo recuperarse y que la diarrea cese por sí misma.

Fármacos:
El tratamiento farmacológico de la diarrea sólo se recomienda en casos moderados o graves y cuando la causa es conocida, ya que un mal uso de estos medicamentos puede agravar los síntomas.

Inhibidores de la motilidad intestinal: Loperamida.

Inhibidores de la secreción intestinal

Fármacos de acción intraluminar

Antibióticos y otros antiinfecciosos:
En algunos casos, y siempre bajo prescripción médica, es necesario utilizar antibióticos. Aunque se recomienda seleccionar el antibiótico en función de los resultados de un antibiograma y de los datos epidemiológicos de la zona, en ausencia de un diagnóstico microbiológico los antibióticos de elección son las quinolonas o trimetropim/sulfametoxazol. Albendazol y mebendazol se emplean en los caso de parasitosis.

Probióticos:
Los probióticos cada vez se utilizan más en los tratamientos de este trastorno. Son preparados con bacterias que mejoran el equilibrio microbiano intestinal, estimulando el crecimiento de la flora saprófita y limitando el desarrollo de bacterias patógenas. Se recomienda administrarlos tanto como coadyuvantes del tratamiento como una vez desaparecida la diarrea, para ayudar a la recuperación del equilibrio intestinal.

Y SI TENEMOS TOS…


Seguimos con nuestros consejos de invierno…

Hoy toca hablar de la tos.

images (4)

La tos es un mecanismo de defensa primario para la protección delas vías respiratorias altas. A través de la tos logramos expulsar el aire de los pulmones despejando las vías respiratorias de la presencia de cualquier material (moco, agentes patógenos, sustancias inhaladas nocivas…)

El origen de la tos es una inflamación de la mucosa de las vías respiratorias altas, la cual provoca una secreción excesiva de moco.

Hablamos de tos seca cuando:

La tos se activa por la irritación y la inflamación de las vías respiratorias superiores, debido a virus, bacterias o sustancias irritantes.

Es característica de los primeros días de las infecciones virales de nariz y de garganta.

Hablamos de tos productiva cuando:

Existe un aumento en la producción de moco o flema.

Puede ser la evolución de la tos seca, cuando la inflamación de las vías respiratorias superiores supone una producción de moco más denso y viscoso que cae dela nariz a la faringe y aquí se estanca.

También puede ser debida a enfermedades infecciosas agudas y crónicas de las vías respiratorias (tráquea, bronquios, pulmones) que causan la producción de moco.

descarga

Qué debemos hacer cuando tenemos tos:

– usar pijamas ligeros, no exagerar con mantas y edredones

– vestirse «a capas», protegiéndose con bufandas, guantes, gorros…sólo cuando la temperatura exterior es muy baja

– beber mucha agua, zumos, tisanas con miel

– abrir las ventanas para airear la vivienda

– limpiar a fondo la nariz, varias veces al día

– evitar los cambios bruscos de temperatura

Qué NO debemos hacer:

– no debemos subir demasiado la temperatura dentro de la vivienda. Lo ideal son 18-20 grados

– no hay que exponerse al frío cuando se está muy sudado

– no se debe fumar ni pertenecer en zonas dónde haya humo de tabaco

Y si aún tenéis dudas, sobre qué hacer y/o qué tomar en caso de tos, ¡consultad en vuestra farmacia!

images (6)

ERRORES COTIDIANOS EN LA TOMA DE MEDICAMENTOS


Se producen muchos errores en la toma de medicamentos, bien por desconocimiento (a veces no se lee el prospecto entero) o bien porque siempre vamos con prisas. 

farmaceutico2

Aquí van algunos consejos fáciles de seguir e imprescindibles para un correcto uso de los medicamentos:

1- En las suspensiones (jarabes) que se han de preparar en casa, la cantidad de agua a añadir para su reconstitución viene indicada en el prospecto del medicamento. No hay que llenar todo el envase de agua. Y siempre hay que agitarlo antes de cada toma.

2- Los antibióticos en suspensión y las insulinas, deben guardarse en la nevera y volver a la temperatura ambiente antes de utilizarse.

3- Respetar el momento del día más adecuado para la toma de cada medicamento concreto. Por ejemplo, las estatinas (para el colesterol) deben tomarse por la noche.

medicamento3

4- Cuidado con las interacciones con los alimentos. Los medicamentos antiácidos deben tomarse por la noche (pero no con zumo, porque se anula su efecto) y los protectores de la mucosa gástrica, en ayunas (si no, pierden su efecto). Otros medicamentos deben tomarse con alimentos para evitar una posible alteración gástrica.

medicamentos8

5- Siempre informar al médico y /o farmacéutico de los medicamentos que estamos tomando, para evitar interacciones.

micamento2

6- No saltarse ninguna toma ni dejar un tratamiento a medias cuando nos encontremos mejor (antihipertensivos cuando tenemos la tensión regulada, antibióticos cuando ya no tenemos los síntomas para el cual había sido recetado…) . Las consecuencias pueden ser peores que los motivos por los cuales se prescribió el medicamento, o se pueden crear resistencias.

7- Respetar la forma farmacéutica: algunos medicamentos no deben masticarse ni partirse porque han de llegar enteros a su lugar de absorción para que hagan el efecto correcto.

medicamento6

8-En las gotas óticas u oftálmicas  no debe tocarse el gotero dispensador para evitar su contaminación. Y después de un tratamiento han de desecharse.

9- Después de inhalar un aerosol hay que enjuagarse para prevenir la aparición de hongos.

10- Hay muchos medicamentos fotosensibles , como las cortisona vía tópica, que ocasiona manchas en la piel si se expone al sol. Si un medicamento es fotosensible, está indicado en el envase exterior. Y otros que han de guardarse protegidos del sol y el calor.

medicamento7